• Whatsapp 11 5584 1038

Guía de cuidados: Tu Salud en Verano

1024 356 Broker del Puerto
  • 0

Vivimos el tan esperado verano, por todos! Nuestra época preferida para disfrutar del sol, el aire y de las vacaciones. Más aún este año, luego de muchos meses de cuarentena, negocios cerrados y paseos cancelados.

El deseo y las ganas de pasar tiempo al aire libre se hizo más fuerte. Se revaloró el contacto con la naturaleza, buscar estar en la playa, el campo o en las sierras, se volvió una necesidad para muchos, luego de tanto días en la ciudad.

Recordemos que la conexión con la naturaleza y el descanso, son muy beneficiosos para la salud física y mental.

Sin embargo, no debemos descuidar nuestra salud con tanto descanso y disfrute! Para no sufrir las consecuencias de una insolación, por ejemplo, u otras afecciones típicas del verano.

Lo ideal es tomar ciertas precauciones y cuidados que al incorporar a la rutina diaria, permiten que vos y tu familia, disfruten del buen tiempo con toda seguridad y tranquilidad.

Por eso, hoy te traemos una guía de cuidados, que te serán muy útiles, tanto para prevenir enfermedades, cuyo riesgo aumenta con el calor, o evitar malestares propios de la estación.

Lavado de manos

Las manos son nuestro primer punto de contacto con el mundo exterior. En estos momentos con la pandemia del Covid-19, somos testigos de cómo su correcta higiene, es clave para prevenir enfermedades infecciosas.

Entonces, es necesario lavarse bien las manos con mucha frecuencia, principalmente antes de comer y al volver a casa.

El uso de alcohol en gel, es recomendable para mantener nuestras manos limpias, cuando estamos fuera de casa.

Piel

El sol es importante para nuestra salud y gracias a él, muchas funciones de nuestro cuerpo son posibles. Pero, no olvidemos que algunos rayos solares son muy nocivos y por esto tenemos que proteger nuestra piel:

Utilizando protector solar con un factor superior a 30, evitar la exposición al sol de las 11:30 hasta las 16:00 h. Usar gorra y ropa clara.

Dengue, zika y chikungunya: el calor es un ambiente propicio para los mosquitos. Aplicar repelentes de insectos es una buena forma de prevenir molestias y enfermedades.

Ojos

El verano, aunque no lo crean, puede muy duro para nuestros ojos: calor, viento, la sal del mar, el cloro de las piscinas, los días más largos y en ocasiones la reducción de horas de sueño. Todo eso puede pasarnos factura con el paso del tiempo. Para protegerlos son necesarios algunos cuidados mínimos:

Utiliza lentes de sol, lleva siempre un colirio natural que te resultará útil para calmar irritaciones o en caso de vista cansada, mantén limpio tu maquillaje y respeta tus horas de descanso.

Intestino

Durante el verano, a causa del calor, los cambios de rutina o de lugar y de alimentación,  provocan trastornos intestinales. Los médicos recuerdan que nuestro intestino es muy susceptible a los cambios, por eso es clave, si queremos prevenir desórdenes como el estreñimiento o infecciones por bacterias y virus, tener ciertos cuidados:

Lavar las manos con jabón antes de comer.

Consumir abundantes frutas y verduras de temporada, tomando abundante agua durante el día. Reduce o evita el consumo de alcohol porque deshidrata.

Es muy importante seguir las pautas para una correcta conservación de los alimentos, ya que el calor aumenta el riesgo de proliferación de bacterias.

Elige con cuidado el bar o restaurante en el que quieras cenar o almorzar; no confíes en sitios que no presentan condiciones de higiene adecuadas.

Sueño

Hay ocasiones en las que las temperaturas no bajan lo suficiente para sentirnos a gusto a la hora de dormir, y hay casos en los que esta incomodidad puede provocar un insomnio, por eso es importante una buena hidratación y alimentación saludable durante el día.

Procura ventilar la habitación antes de ir a dormir, si usas ventilador no lo coloques  directamente frente a vos.

Con una ducha de agua fresca, nuestro cuerpo tendrá una sensación más duradera de frescor y será mucho más fácil dormir. Usa ropa liviana y preferentemente de algodón.

Mente

Vacaciones en verano no es sinónimo de anti-estrés. Inclusive podemos sentir más tensión debido a los preparativos, los cambios, el exceso de actividad o simplemente por el calor. Tomarse un tiempo para meditar, leer un libro o simplemente dormir la siesta, también es una excelente forma de cuidar nuestra salud, incluso estando en casa.

Recuerda que si eres afiliado a Prevención Salud, tienes los mejores profesionales médicos a tu disposición las 24 horas y desde donde estés, a través del Consultorio Médico Virtual. También podes comprar tus lentes a través de la Óptica Digital o realizar consultas desde una línea exclusiva de Whatsapp.

Como tus productores de seguros, estamos en línea para asesorarte y afiliarte 115 584 1038