• Contacto 0810 333 5536

Cómo cuidar tu salud en verano

  • 0

El verano es, para muchos, la época más linda del año, ya que permite  disfrutar del aire libre, el sol, la playa, la pileta, los deportes acuáticos, etc. Pero no debemos olvidar que con él llegan posibles complicaciones, especialmente relacionadas con las altas temperaturas, los insectos,  los baños y las intoxicaciones alimentarias. Factores que pueden traer consecuencias negativas para nuestra salud.

Lo bueno es que con simples cuidados podemos disfrutar de un verano más seguro para nuestra salud y la de toda la familia.

Hoy te contamos algunos consejos para cuidarte y que nada amargue tus días de descanso:

Cuidado con la exposición al sol:

Evita la exposición al sol entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde.

Utiliza protector solar de factor 15 como mínimo y aplícalo 30 minutos antes de la exposición al sol y refuerza cada dos horas.

Durante el embarazo, procura no estar al sol, para evitar las manchas en la piel

Accesorios, como lentes de sol con protección contra los rayos ultravioletas, sobreros de ala ancha y prendas de vestir de trama tupida impiden el pasaje de los rayos solares nocivos.

Alimentación

Es necesario consumir agua fresca para mantenerse hidratado. Pero cuando estamos en otra ciudad vacacionando hay que tener mucho cuidado cuando bebe agua de la canilla, debemos  asegurarnos  que sea potable.

Al subir la temperatura, se debe tener mayor  cuidado con los alimentos, especialmente los frescos y congelados. Ya que se echan a perder con mayor facilidad y producen indigestiones.

Mar y piletas

Al sumergirse hay que tener cuidado con  los oídos. Algunos adultos y en especial los niños cuyos oídos son muy sensibles al agua y con frecuencia presentan otitis.

Pero el mayor riesgo que presenta el agua, es el ahogamiento, afectando principalmente a niños y adolescentes, por ello pedimos a los padres extrema precaución y no dejar nunca a los niños solos en lugares de baño.

Otro tipo de sobresaltos, que nos puede dar una zambullida son los cortes de digestión, que  se producen por una diferencia muy brusca entre la temperatura corporal y la del agua. Por tanto, como dicen las abuelas es mejor no hacer esfuerzos físicos intensos ni comidas copiosas antes de bañarse.

Y no olviden ante un primer malestar, acudan al centro de atención médica más cercano. Como previsores nos cuidamos para disfrutar de un verano más seguro y vos?

Imagen <a href=”https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/personas”>Foto de personas creado por bearfotos – www.freepik.es</a>